Identificá el sello de calidad en tu aislante

Hablar de calidad en aislantes térmicos, es hablar de un producto que te mantiene resguardado de los efectos del calor y logra que los sitios que habités se encuentren frescos y habitables.

 

Esto no es un tema de un día, si no de años. La calidad de los aislantes térmicos debe ser perdurable y te debe ofrecer la garantía de que su composición es apta para lograr su cometido.

 

Sin embargo, alcanzar esta meta no es un tema fácil y en el mercado existen ofertas de aislantes térmicos que en apariencia cumplen a cabalidad con el refrescamiento de las estructuras, pero en la práctica su funcionamiento queda debiendo y obliga a realizar inversiones adicionales.

 

Prodex, empresa costarricense y de estándar mundial ofrece al mercado, aislantes térmicos con un sello de calidad no igualado por la competencia ya que es la única marca que ofrece 10 años de garantía en cada uno de sus productos y cuenta con más de 8 certificaciones internacionales.

Esto, lo coloca como el líder en aislantes térmicos de la región ya que no sólo se caracteriza por su compromiso de garantía y funcionalidad sino también por su filosofía de ahorro energético.

 

Al instalar un aislante Prodex, usted no solo se está brindando comodidad, sino que también procura la minimización de consumo energético al no depender de los ventiladores o aires acondicionados para refrescar los espacios.

 

El sello de calidad de Prodex, se puede verificar alrededor del aislante y se trata de un cintillo blanco con el logo de la marca.  Al realizar esta revisión, usted se está asegurando que su aislante cumple con los estándares más altos de calidad y garantía internacional.

 

Es importante saber que en el mercado, otras marcas se ofrecen por un monto menor sin embargo por su ausencia de certificaciones, la calidad recibida por el cliente, los empuja a deshacerse del producto y optar por una segunda compra.

 

Es por esto que verificar el sello de calidad de Prodex previo a la compra de su aislante térmico es lo mejor que podés hacer para obtener la seguridad de que en el transcurso de la instalación o bien cuando el aislante esté instalado, no se presenten fallas que te impidan mantener tus espacios frescos.